Ningún producto

A determinar transporte
0,00€ Total

Confirmar pedido

Producto añadido correctamente a su carrito de la compra

Cantidad
Total

Hay 0 artículos en su carrito. Hay 1 artículo en su carrito.

Total productos: (tasas incluídas)
Total envío: (tasas incluídas) A determinar
Total (tasas incluídas)
Continuar la compra Tramitar pedido
Miel Natural

Miel Natural 

No hay productos en esta categoria.

Subcategorías

Limón

Miel de limón: esta miel se obtiene de las flores de azahar de los limoneros, se  cosecha en primavera, normalmente en los meses de abril y mayo. Su color es amarillo muy claro y su aroma es muy suave con leves tonos de antranilato de metilo. Su sabor es dulce con un toque ácido. Cristaliza lentamente y su cristal es muy fino.  La zona donde se suele cultivar este tipo de miel es en la provincia de Alicante, Murcia y alguna zona de Andalucía.  La miel de limón es la miel que suelo recomendar para quien se inicia en el mundo de la miel porque se trata de una miel muy suave al paladar, también la suelo recomendar por el mismo motivo para los niños. Es una miel adecuada para tomar con una infusión o con leche caliente. 

Romero

Miel de romero: se trata de una las mieles más típicas de la costa mediterránea ya que es donde se encuentra esta planta aromática tan habitual en la gastronomía de la zona (aunque también la podemos encontrar por el centro y sureste la península)  La miel de romero se suele cultivar nada más empezar la primavera. El romero es un arbusto aromático que puede llegar a una altura de 2m y es muy fácil de cultivar y mantener (apenas necesita agua) y aparece casi en cualquier tipo de suelo. La miel de romero tiene un color muy claro y su aroma es también muy suave con toques florales. Su sabor es dulce y dependiendo de la cosecha puede tener algún toque ácido (muy leve). De cristalización muy fina. Junto con la miel de limón también la solemos recomendar para niños o quienes no han probado nunca la miel porque se trata de una miel suave al paladar. La miel de romero es un excelente sustitutivo del azúcar y la podemos utilizar como endulzante para acompañar al café, leche, infusión etc…

Níspero

Miel de Níspero: los nísperos son un árbol frutal típico del sur de la provincia de Alicante, Callosa d´en Sarrià es conocido por sus extensas plantaciones de nísperos que después podemos encontrar en toda España (de hecho sus nísperos poseen denominación de origen). Se trata de un fruto muy beneficioso para la salud, muy rico en vitaminas,  y con mucha fibra pero que tiene pocas calorías. A veces es conocida por la fruta de la belleza ya que su contenido en carotenoides ayuda a cuidar nuestra piel. La miel de níspero se recolecta en los meses de octubre o noviembre cuando los nísperos florecen. Su aroma es floral con un claro toque afrutado, su color es ámbar claro y su sabor es generalmente dulce aunque puede tener algún leve toque amargo. Su cristalización es muy rápida. 

Bosque

Miel del bosque: la llamamos miel del bosque porque se recolecta a partir de la mezcla de mielatos de varios árboles como las encinas, robles y alcornoques además de las flores que suelen convivir junto a todos ellos. La zona de producción de este tipo de miel suele ser en las zonas de alta montaña de casi toda la península ibérica. Se suele recolectar al final del verano, en el mes de septiembre. La miel del bosque tiene un marcado color ámbar oscuro con un marcado aroma floral y su sabor es muy dulce con peculiares toques salados. Su cristalización es muy lenta y la mayoría de veces es nula.

Tomillo

Miel de tomillo: esta hierba típica del mediterráneo, sobretodo en el la Comunidad Valenciana y Andalucía. El tomillo tiene numerosas propiedades y beneficios para la salud: limpiar vías respiratorias, gases o indigestión, excelente diurético…etc. Además también es un excelente condimento para la cocina, sobretodo para la carne. La miel de tomillo se recolecta a final de la primavera y principio del verano. Su color puede variar de un color muy claro a uno un poco más oscuro dependiendo del tipo de tomillo, pero por lo general ( al menos en nuestra miel) suele poseer un color ámbar claro. Su aroma es floral (intenso y persistente).  Su sabor es dulce con un toque de acidez muy peculiar. Su cristalización es muy débil. Este tipo de miel la utilizan muchos de nuestros clientes para acompañar con una infusión ya que además de suavizar la garganta es un excelente digestivo.

Mil Flores

Miel de mil flores: la llamamos así porque proviene del néctar que recopilan las abejas de diferentes flores como el castaño, la zarza del trébol blanco y la flora propia de la temporada en la que se suele recolectar esta miel, que es durante los meses de marzo y abril, en plena efervescencia de la primavera. La miel de mil flores tiene un color ámbar prácticamente translúcido y su aroma tiene un toque floral muy suave. Su consistencia es uniforme y se trata de una miel que cristaliza rápidamente.

Castaño

Miel de castaño: el castaño es uno de los árboles frutales de más longevidad y que pueden llegar a medir hasta 30 metros de altura y suele encontrarse en lugares con mucha humedad durante todo el año y en climas en los que no haya una variación extrema de temperatura. Este árbol frutal originario de Asia se suele encontrar en cordilleras del noroeste de la península Ibérica y en la provincia de Andalucía y de Murcia. La época de floración del castaño es en los meses de Agosto y Septiembre y si en algo se diferencia la miel de castaño del resto es su peculiar e intenso aroma a madera con un leve toque floral. Su color ámbar oscuro también llama la atención cuando la vemos por primera vez. Se trata de una miel de consistencia muy espesa y de cristalización muy débil.

Azahar

Miel de azahar: estamos ante una de las mieles clásicas del mediterráneo, la tierra de los naranjos, mandarinos y limoneros. Esta miel proviene del polen de estos árboles frutales en los que encontramos la flor de azahar. La miel de azahar se recolecta durante los meses de la primavera  y se trata de una las mieles más suaves que se pueden degustar, tanto por su espectacular aroma floral y su sabor dulce (aunque con un leve toque ácido). Su color es ámbar claro y prácticamente transparente cuando está líquida y un tono blanco cuando cristaliza. Es una miel muy recomendada para los iniciados en el mundo de la miel y para los niños al tener un sabor muy suave.

Eucalipto

Miel de eucalipto: este árbol (y no planta como se suele creer) es originario de Australia aunque ya se encuentra prácticamente en cualquier parte del mundo debido a facilidad para absorber agua. Se trata de un árbol que crece muy rápido (puede llegar a medir hasta 60 metros de altura) y es muy resistente. En España podemos encontrar Eucaliptos en las provincias de Huelva y Badajoz y también en el sur del Mediterráneo y el Oeste Cantábrico. El aroma de la miel de Eucalipto es intenso como no podía ser de otra manera y con un toque muy especial a madera mojada.  El color puede variar desde un tono ámbar más claro a uno más oscuro dependiendo del contenido en brezos o retama. Estamos ante una miel de sabor dulce pero con ligeros toques ácidos.

Montaña

Miel de montaña: la llamamos miel de montaña porque es la que se recolecta a partir del polen de todo tipo de flores silvestres situadas en alta montaña, muy por encima del nivel del mar donde suelen convivir el pasto y el matorral. La época de floración de estas flores es en primavera. Su color es ámbar oscuro con algunas tonalidades rojizas. De aroma floral con toques afrutados estamos ante una miel de sabor dulce aunque puede poseer algún tono salado o ácido si contiene brezos. Esta miel es de cristalización muy lenta.

Encina

Miel de encina: la encina es un árbol frutal que produce las ricas bellotas y que puede vivir hasta mil años y que podemos encontrar prácticamente en toda la península ibérica. La época de floración de las encinas es a final del verano (finales de agosto y septiembre) y la miel la producen las abejas a partir del mielato que segregan las bellotas. Esta miel destaca por su color ámbar oscuro (a veces puede llegar a ser casi negra) y su sabor es muy intenso y malteado. Se trata de una miel muy espesa y consistente y de cristalización muy baja.

Almendro

Miel de almendro: el almendro junto al olivo es el árbol frutal que más abunda por la tierra desde dónde te escribo ( norte de la provincia de Alicante). La miel de almendro es la primera miel de la temporada, la época de floración de los almendros es a principios de primavera aunque cada vez se adelanta más y en los últimos años en febrero los almendros ya están esplendorosos. El polen de los almendros es muy apreciado por las abejas después de pasar varios meses en los que apenas hay árboles o plantas en floración. Esta miel es compleja de recolectar por el poco tiempo que duran las floraciones, entre 1 o 2 semanas.


La miel de almendro es de color muy claro con tonos amarillentos, de sabor muy suave con toques afrutados y su cristalización es muy lenta.

Espliego

Miel de espliego: esta planta se suele denominar como “lavanda macho” ya que es prácticamente similar a la “lavanda hembra” ( la que conocemos como lavanda) la única diferencia entre el espliego y la lavanda es que el espliego crece a menos altura que la lavanda. El espliego es una de las plantas con más propiedades medicinales: gran poder cicatrizante, antiséptico y regenerador de la piel, además de ser un gran aliado del sistema nervioso. La época de floración del espliego es a finales de agosto y septiembre y su color es ámbar muy claro. Su aroma es claramente floral con toques a lavanda y de fuerte intensidad. Su sabor es dulce con toques de acidez y su cristalización es media. 

Brezo

Miel de brezo: el brezo es un arbusto originario de Europa y que podemos encontrar en muchos jardines ya que se trata de una planta muy bonita y fácil de cuidar. El brezo lo podemos encontrar en toda España (normalmente en las zonas más húmedas) y su época de floración es en verano. El color de esta miel puede oscilar desde un ámbar muy claro hasta un tono más rojizo. Su aroma es muy intenso y persistente con toques de setas o humus. De sabor dulce con claros componentes amargos e incluso salados. Su consistencia es espesa y su cristalización puede variar mucho dependiendo si contiene mielatos. 

Aguacate

Miel de aguacate: sin duda uno de las frutas que más aumentado su consumo en España en lo últimos años. El aguacate es una fruta tropical con muchos beneficios para nuestra salud: ricos en ácido fólico, buenos para el corazón, nos ayudan a reducir el colesterol, propiedades antioxidantes etc…

Los aguacates de dónde producimos la miel de aguacate en lamieleria.com están situados en el litoral de Granada y Málaga, zonas en la que el clima es subtropical, condición indispensable para que puedan crecer estas frutas. Su época de floración es en marzo y abril. Se trata de una de las mieles más peculiares debido a intenso color oscuro y su espectacular aroma a aguacate maduro. Su sabor es dulce con notas saladas y su cristalización es muy lenta debido a su alto contenido en agua. Estamos ante una miel distinta y con mucho carácter.