PROPÓLEOS: Propiedades, Beneficios y Dónde Comprarlo

Compártelo en >>>Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Si estás buscando propóleos naturales cosechados de manera artesanal por apicultores españoles, te recomendamos que visites nuestra tienda online. Haz tu pedido y recibe mieles, polen o propóleos naturales, del campo a tu casa en 24/48h.

¿Qué es el propóleos?

Los propóleos son bálsamos resinosos que elaboran las abejas, recogiendo diversas resinas/bálsamos de plantas y mezclándolos con ceras y otras sustancias.

Durante mucho tiempo se creyó que el propóleos era una sustancia producida por la abeja, hasta que se determinó que provenía de una fina película resinosa, protectora de las yemas de algunos árboles, y de algunas plantas arbustivas y herbáceas.

La mayoría del propóleos que recolectamos proceden de resinas de abedul, álamo, aliso, castaño, enebro, pino, sauce, jaras y plantas aromáticas.

La abeja cosecha con sus mandíbulas fragmentos de esas resinas, y los transporta en las cestas de las patas posteriores, como el polen. Rápidamente los deposita en la colmena, donde es mezclado con las secreciones salivares de las obreras y una proporción variable de cera, hasta formar una pasta que será almacenada o utilizada directamente, en función de sus necesidades.

Foto: abeja con propóleos en las patas.

¿Cómo se obtiene el propóleos?

Cuando llega el verano muchos apicultores llevan sus colmenas a zonas más frescas, a la montaña, y mientras están allá colocan dentro de la colmena unas rejillas especiales, cuyos pasos son cerrados por las abejas, cubriéndolos de propóleos.

Al terminar la campaña en esas zonas, las rejillas cargadas de propóleos son recogidas, e introducidas en un congelador. Posteriormente, generalmente hacia el invierno, cuando hay menos trabajo de campo en las colmenas, y más de almacén, se dedican a sacar el propóleos de las rejillas, y con él se hacen tinturas, ungüentos, caramelos… o se vende en bruto, para que otras empresas lo trabajen.

 

Miel natural de la colmena

¿Para qué usan el propóleos las abejas?

Las abejas usan el propóleos como producto sanitario, para recubrir las paredes de la colmena y el interior de las celdillas de las crías. Eso ayuda a mantener la salud de las abejas, cada vez hay más estudios sobre este tema. Y también para cerrar todas las grietas que pueda haber en el interior de la colmena por las que ellas no puedan pasar (menores de unos 4,5 mm); eso evita que proliferen plagas en esos rincones donde no pueden entrar a limpiar.

También lo usan para recubrir a los intrusos que entran en sus colmenas para intentar robarles la miel: mariposas de cabeza de muerto, escarabajos… Los matan con sus picadas, y, si no pueden sacarlos de la colmena, los recubren con propóleos; eso hace que se momifiquen, los propóleos impiden la proliferación de bacterias, con lo que evitan que se generen problemas sanitarios por la presencia de esos cadáveres en la colmena.

Los egipcios también usaban el propóleos para momificar a sus faraones, se lo copiaron de las abejas.

Foto: gota de propóleos sobre maderas.

Sensorialmente, ¿cómo es el propóleos?

Es muy variado, depende de las plantas que aporten las resinas. Su color oscila del amarillo claro al marrón muy oscuro, casi negro, pasando por pardo, verde y rojizo.

El olor es generalmente muy agradable, a cera y resinas, balsámico, especiado… intenso y persistente.

El sabor puede tener notas amargas y picantes.

La textura del propóleos depende de la temperatura, es viscoso por encima de 30 ºC, y sólido y quebradizo por debajo de 15 ºC

Composición del Propóleo de Abejas

Entre sus compuestos orgánicos se encuentran más de 40 flavonoides. El 40-70 % de su composición son compuestos fenólicos, y un 20-30 % son ceras de las abejas. Esa riqueza en flavonoides le confieren propiedades antimicrobianas, analgésicas, antioxidantes …

Hay muchos estudios al respecto, pero os adjunto un link a una revisión sobre la actividad biológica de los productos apícolas, publicado en Oxidative Medicine and Cellular Longevity, en 2017, por Pasupuleti, V, donde podéis encontrar más información sobre el propóleos:

“Honey, Propolis, and Royal Jelly: A Comprehensive review of their biological actions and health benefits”

¿Cómo podemos encontrar propóleos en el mercado, y cómo tenemos que conservarlo?

En estos momentos el mercado farmacéutico y dietético tiene propóleos en muchos formatos: cápsulas, jarabes, cremas, …

Nosotros hemos optado por modificarlo lo menos posible, y te lo ofrecemos puro, en trozos, o en tintura alcohólica. La mayoría de los compuestos fenólicos del propóleos recolectado en España son solubles en alcohol, por eso las tinturas alcohólicas son una buena manera de presentar este producto.

El propóleos es fácil de conservar, es aconsejable hacerlo en envases herméticos, al abrigo de la luz. Para que mantenga mejor todas sus propiedades es recomendable emplear el recolectado en el año. Una vez realizado el extracto, su vida útil augmenta hasta 3 años.

¿Quién debe o puede tomarlo?

El propóleos se usa tradicionalmente para ayudar al organismo en el cambio de estaciones, esas épocas en la que toda ayuda va bien.

Podéis mezclar la tintura en una infusión, dándole a la misma ese toque balsámico que aporta el propóleos, o en un poco de zumo.

Nuestros clientes que utilizan la voz como herramienta de trabajo: profesores, artistas… suelen usar nuestro espray bucal, o hacen gárgaras con la tintura diluida en un poco de agua con miel, o van chupando un pedacito de propóleos lentamente hasta que se termine (aunque esto puede dejar pequeños fragmentos amarillos de propóleos en los dientes, que desaparecen rápidamente).

Si os habéis fijado, ahora hay muchos protectores labiales y cremas que llevan propóleos. Si queréis podéis haceros vuestro propio bálsamo protector labial, o vuestro jabón con propóleos para mejorar la piel.

Poneros en contacto con nosotros y os enviamos algunas fórmulas

Los datos de este post son el resultado de la experiencia profesional de 4 generaciones de nuestra empresa y del trabajo de recopilación bibliográfica sobre el propoleos, http://www.bee-hexagon.net/ y del trabajo de investigación del equipo de la Doctora Mª Teresa Sancho de la Universidad de Burgos.

¡Comparte este artículo!
Si conoces a a alguien que le pueda interesar...

Seguro que conoces a algun familiar, amigo o compañero el cual estás seguro que le puede interesar este artículo. ¡No lo dudes! Envíale este artículo pulsando en el botón (que encontrarás más abajo) de tu red social preferida y hazle llegar este artículo.

¡Seguro que te lo agradece!

Compártelo en >>>Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

Deja un comentario